Cocinar con niños: ¡divertido y muy recomendable!

Además de ser una actividad divertida para niños y mayores, cocinar en familia puede ayudar a los peques a seguir hábitos de alimentación saludables. ¿Todavía no te has atrevido a que tus hijos, sobrinos o nietos te echen una mano en la cocina? Pues hoy te damos algunos consejos para perder el miedo y disfrutar de la cocina y la comida juntos.

 

Cocinar con niños

  • Ante todo, seguridad: lo más habitual es que los adultos no dejemos a los niños participar en la preparación de la comida para evitar accidentes con el fuego o los cuchillos, entre otros. Por eso, hay que elegir qué tipo de recetas podemos hacer con ellos, explicarles los riesgos y la forma en que hacer las cosas para que cocinar juntos sea divertido y nunca peligroso.

 

  • Involúcrales. Seguro que tendrán muchas más ganas de cocinar algo que han elegido hacer ellos o bien uno de sus platos preferidos. Aunque también es recomendable involucrarles en la preparación de otras recetas para que se familiaricen con ingredientes desconocidos o que todavía no hayan probado. Es muy probable que si han participado en la elaboración se atrevan a probar nuevos platos. Además, lo ideal es que también ayuden a realizar la compra para preparar la receta elegida y echen una mano después de cocinar para recoger la cocina.

 

  • ¿A qué edad empezar? Esta decisión depende de vosotros siempre y del momento en que os apetezca comenzar a cocinar con los niños. No hay una edad “ideal”. De hecho, es bueno que los bebés se familiaricen pronto con frutas y verduras frescas, que jueguen con ellas, las manipulen, las prueben y se manchen. Los niños más pequeños pueden hacer tareas sencillas en la cocina, como cascar o batir un huevo, aplastar algún alimento o decorar platos. A medida que crezcan ya podrán ayudar en otro tipo de tareas más complejas.

 

  • Una lección de nutrición. Mientras los niños aprenden a cocinar puedes aprovechar para enseñarles el nombre de los ingredientes y utensilios que utilizáis en la receta. Además, es un buen momento para contarles de dónde vienen los alimentos, de qué temporada son o qué otros platos cocinar con ellos.

 

  • Fuera presión. Para cocinar con niños no hay que tener prisa. Elige un día en que tengáis tiempo para disfrutar juntos. Además, recuerda que cocináis juntos para divertiros y aprender, así que solo guíalo y déjalo que vaya a su propio ritmo. No busques la perfección ni presiones al peque. Déjale que experimente y lo pase bien.

 

  • Hora de la “cata”. Tan importante como preparar el plato es comerlo. Por eso, disfrutad juntos de lo que habéis cocinado y felicitad al pequeño chef por su trabajo, sea cual sea el resultado. Así seguro que querrá repetir y volver a cocinar en familia.

 

Si a tu hijo le encanta cocinar o nunca ha probado y quieres que tenga una primera experiencia como cocinero no podéis perderos el Taller de Cocina Divertida que organizan este sábado, 27 de octubre, en Pompitas (Centro Comercial El Restón) junto a la escuela culinaria Aromas de Cocina de Valdemoro. La actividad está dirigida a niños de entre 6 y 15 años que aprenderán a preparar albóndigas y tartaletas de frutas. Más información aquí